9 nov. 2010

Por Alejandro Contreras

1.80m. Atlético. 20 cm y gruesa. Bastante bueno en cualquier rol. Cachondo todo el tiempo”. Así se anuncia Pete (Pete Pittaros) para captar a sus clientes. GREEK PETE (2009) nos muestra un año de la vida de un joven de 24 años, de raíces griegas y chipriotas, establecido en Londres. Conoceremos a sus clientes, sus otros colegas que comparten oficio y amistad con Pete, además de su ambición e inquietudes.

Aunque se vende como un documental, creo que sería más acertado definirlo como un “falso documental” o tal vez una “reconstrucción dramatizada”. Probablemente todo lo que se nos cuente ha ocurrido, pero no mientras se rodaba. Pete Pittaros realmente consiguió ganar el “World Escort Award 2008” en Los Angeles, el premio más prestigioso para aquellos que se dedican a la prostitución masculina, pero el relato está perfectamente guionizado con momentos para la improvisación o las confidencias de los protagonistas. Andrew Heigh aparece en los créditos como el director y el guionista, y aunque me puedo creer que el premio les pillara de sorpresa mientras grababan la película, me niego a aceptar que el material ofrecido es realmente el trabajo de un año de Andrew Heigh y su equipo con Pete.

En la producción de temática gay se podría sacar un sub-género dedicado a la prostitución masculina, con multitud de título (MIDNIGHT COWBOY (1969), MY OWN PRIVATE IDAHO (1991), BETWEEN SOMETHING AND NOTHING (2008) y tantísimos más). Es indudable pensar en los primeros papeles de Joe D’Alessandro, en las películas experimentales de Paul Morrissey y Andy Warhol, a la hora de examinar a Pete Pittaros. Ambos tienen físicos rotundos, que ellos muestran sin ningún pudor, aunque en Pete Pittaros nos encontramos con alguien con bastante posibilidades para desarrollar una carrera como actor. Y no me refiero a actor porno, que por lo que vemos en la cinta lo hace y bastante bien, sino al cine comercial. De hecho, tras la publicación de GREEK PETE (2009) ya no se dedica a la prostitución.

Aunque uno pudiera estar horas observando a Pete Pittaros porque realmente tiene algo que atrapa, durante la película hay momentos insufribles. En concreto en soliloquios de los colegas de Pete contando hazañas y desventuras con sus clientes. Donde la cinta es realmente interesante es en la relación sentimental/sexual que mantiene con LondonboyKai otro compañero de profesión. Ahí había, y hay, material para una película.

En definitiva, un “falso documental” que nos descubre a Pete Pittaros, y que trata de acércanos el mundo actual de la prostitución masculina en una gran ciudad como Londres. Aunque para ello ha elegido centrarse en uno que poco tiene que ver con la gran mayoría de chicos que se prostituyen en esa ciudad. Ojala pronto veamos a Pete Pittaros intepretando un papel que no sea el suyo.

0 Comments:

Post a Comment



 

blogger templates | Make Money Online