23 nov. 2010


Por Alejandro Contreras

Introvertido, reservado y hombre de pocas palabras. A Davy (Brian Geraghty) se le da mejor expresarse por escrito que interactuar con personas. Aún así ha emprendido un viaje en carretera junto a su hermano Sean (Kel O'Neill) para presentar en pequeñas reuniones su nueva colección de relatos cortos. Lo que se antojaba como toda una aventura, se está convirtiendo en una aburrida sucesión de horas muertas en el coche y en el motel. Hasta que una noche que está Davy sólo en la habitación de motel recibe una llamada de una desconocida que ha marcado el número de la habitación por azar. A partir de ese momento comienza algo que va más allá de simple sexo telefónico.

Premiada en multitud de festivales de cine como Memphis, Edimburgo, CineVegas, consiguió un par de nominaciones a los prestigiosos Independet Spirit Awards 2010 de donde consiguió el premio “Someone to Watch Award” para su director Kyle Patrick Alvarez (CRAZY HEART (2009) le arrebató el premio a la mejor opera prima). Una historia que se podría contar en apenas 6 páginas adquiere entidad de largometraje gracias al buen hacer de su director y de un puñado de actores.

Su argumento es bastante original y de bastante actualidad, ahora que tanta gente prefiere utilizar redes sociales u otros medios para comunicarse y relacionarse. Con un tempo y una manera de contar las cosas que se acepta en el cine independiente, conseguimos entender bastante bien cómo Davy se termina obsesionando con esas llamadas que iluminan una vida bastante anodina. Además, la historia se resuelve con un final muy sorprendente y tierno que terminará por dar sentido a toda la película.

Una película de esas pequeñas que cuentan cosas que no son fáciles de mostrar a los demás, con personajes muy honestos y vulnerables que consiguen completar una historia que os recomiendo que veáis.

0 Comments:

Post a Comment



 

blogger templates | Make Money Online