15 ene. 2010


Por Alejandro Contreras

Años 60 en España. Jaime (Jordi Mollá) escribe poesías, tiene una conciencia social por la que simpatiza por el partido comunista y es un homosexual que disfruta sin límites de su sexualidad. Su vida es una pura contradicción ya que es miembro de una familia burguesa (los Gil de Biedma) y trabajaba en la multinacional de su familia. Realmente si interesante es su obra literaria, su vida personal no es nada menos.

"Grotesca, ridícula, falsa, inverosímil, sucia, pedante". Así la ha definido el escritor Juan Marsé al ver el resultado de una biografía donde él mismo es uno de los personajes secundarios de la historia. El director Sigfrid Monleón adapta la novela que Miguel Dalmau publicó y que tampoco gustó a Juan Marsé. El productor de la cinta, Andrés Vicente Gómez cree que el escritor está dolido porque no han contado con él (y no se ha llevado un duro). Realmente esta polémica ayudará a darle más presencia a esta película, que os digo que merece mucho la pena ver.

Desconozco si refleja fielmente la vida de Jaime Gil de Biedma, pero si os puedo decir que la película está por encima de esa polémica y de una promoción que no le está haciendo justicia. Lo que a priori se antoja como "otra biopic más lleno de tópicos", acaba siendo un relato muy atrevido de una vida, de una época y de una manera de vivi. Con muy buen ritmo, una ambientación de la época muy buena (ya sea por la época como por la localización) y un puñado de actores que lo hacen muy bien.

Jordi Mollá es un actor de excesos, capaz de deslumbrar con su trabajo como de decepcionar. Por suerte su trabajo como Jaime Gil de Biedma es excelente. Jamás ha tenido reparos Jordi en los desnudos frontales o las escenas más subidas de tono (y es que la película está regada con multitud de escenas sexuales en distintas variantes, con muchísima carga erótica y primeros planos que ya no nos van a asustar).

Jordi Mollá está muy bien arropado por los actores que dan vida a sus amigos Juan Marsé (Alex Brendemühl) y Carlos Barral (Josep Linuesa). El debut de Bimba Bosé no es muy allá, y realmente yo pienso que Najwa Nimri hubiera sido una mejor elección para ese papel.

No os dejéis llamar por lo que a priori parece que os vais a encontrar con esta película. No habría más de 10 personas en la sala del cine viendo la película (y todos homosexuales, claro). Entiendo que una película como esta no hará la taquilla de AVATAR/09, pero aquellos que les guste el buen cine (y es que hacia tiempo que no teníamos una buena cinta de temática gay en España) os recomiendo que no os la perdáis.

0 Comments:

Post a Comment



 

blogger templates | Make Money Online