7 sept. 2009

Por Alejandro Contreras

Dejando atrás Praga, un joven profesor (Pavel Liska) llega a trabajar a un pequeño entorno rural. Ni los aldeanos de allí, y mucho menos sus padres, comprenden que alguien con su curriculum decida estar en un lugar como éste. El profesor lleva una vida bastanta tranquila y solitaria, hasta que la cuarentona Marie (Zuzana Bydzovská) pone su ojo en él y lo implica en la vida que lleva con sus vacas y su hijo (Ladislav Sedivý) de 17 años. Poco a poco el profesor es alguien más en el pueblo, aunque él aún no ha confiado que es homosexual. Una visita de alguien de su pasado, además de amenazar el equilibrio que tiene, se percata que se percata que el profesor se está enamorando de quién no debe.

El cine checo de temática gay existe, más allá de las películas/documentales sobre la prostitución de jóvenes checos con gays de medio mundo (MANDRÁGORA/97) y las producciones de Bel Ami. Y no está nada mal. Lo primero es que han conseguido contar una historia que a priori parece la misma de siempre, pero que no se desarrolla como suele presentarlo el cine y cuyo final os dejará os sorprenderá. No digo más.

Aunque el protagonista en principios es el profesor, la película da un cambio de rumbo para que sea el personaje de Marie, la cuarentona enamorada del profesor, quién realmente lleva el peso de la historia. Y no solo porque el guión lo diga, sino porque Zuzana Bydzovská es un animal interpretativo que no solo roba-escenas sino que consigue roba lar película hacia ella. Los personajes son más reales que "arquetipos cinematográficos", en un guión más lleno de verdad que en otros historias de temática gay cargadas de "ciencia ficción sin efectos especiales".

En definitiva, esta película es toda una sorpresa que os recomiendo que veáis.

0 Comments:

Post a Comment



 

blogger templates | Make Money Online