5 sept. 2009


Por Alejandro Contreras

Göran (Gustaf Skarsgard) está viendo cumplido sus sueños: junto a su marido Sven (Torkel Petersson) acaban de estrenar una casa con jardín en un barrio residencial, además de empezar su primer trabajo como doctor. Lo único que le falta es adoptar a un niño, aunque es consciente de que siendo una pareja homosexual no podrán acceder a la adopción de niños extranjeros. Cuando ya casi se habían hecho a la idea, les llaman para decirle que hay una posibilidad, y esa se llama Patrik (Thomas Ljungman).

Aunque tiene un punto de arranque parecido que la francesa COMME LAS AUTRES/08, el desarrollo no tiene nada que ver. Muy buen contada, estupendamente interpretada y bastante creíble.

A veces lo más efectivo es ser conciso: es una de mis películas favoritas de temática gay del 2008. Ahí queda eso.

0 Comments:

Post a Comment



 

blogger templates | Make Money Online