19 ene. 2011

Por Alejandro Contreras

Julio Medem ha rodado la versión lésbica de EN LA CAMA (2005), la gran película del chileno Matias Bize. La adaptación es bastante pobre por lo poco creible de la relación de ellas dos, como las tramas o las confidencias aparecen sin venir a cuento, con mucho desnudo gratuito y una música irritante que no consigue tapar las carencias del guión. Y para más inri, el doblaje en español hace un flaquísimo favor a sus actrices.

Dentro de este desastre sólo salvo a Elena Anaya que se come la cámara con su rostro más que con sus palabras. Elena Anaya barre literalmente a su compañera, la ucraniana Natasha Yarovenko, aunque con bastante momentos sonrojantes (esa rumba merece cárcel). Un par de interrupciones de Enrico LoVerso y Najwa Nimri, junto con el uso de la tecnología para desarrollar la trama, elementos que diferencia a esta película de la chilena, tampoco son demasiado acertados.

Sigue la caida libre de un director como Julio Medem que ha logrado plasmar en sus primeras películas algunas de las mejores historias de nuestro cine, y que cada nueva película es más vergonzante. Eso si, hará las delicias de quiénes necesiten material para masturbarse viendo a un par chicas de buen ver. Quién quiera ver cine que rescate la original EN LA CAMA (2005).

 

0 Comments:

Post a Comment



 

blogger templates | Make Money Online