21 abr. 2010


Por Alejandro Contreras

A sus 39 años la vida de Inés (Goya Toledo) es la de una mujer triunfadora a ojos de los demás: goza de un buen puesto de directiva y de un estupendo compañero con el que compartir su vida. Apenas le queda espacio para atender algunas de sus obligaciones familiares, y es que no está dispuesta a renunciar a la vida que tantos años le ha llevado construir... al menos eso cree. En la vida de Antonia (Carme Elias) hay un marido, un hijo y una entrevista de trabajo a un importante puesto directivo... aunque el pasado regresa para tentarla. Mónica (Aura Garrido) comparte los últimos minutos de cada noche junto a Raúl (Adrián Marín) que trata de endulzarles los días, sin saber él lo amargos que son los días de ella. Marián (Ana Labordeta) trata de pasar página y seguir su vida a pesar del acoso que sufre de su marido. Estas cuatro mujeres tienen la opción de empezar de nuevo, y sienten el vértido de romper con todo aquellos que han ido construyendo durante años.

Es el debut en el universo del largometraje de la exitosa cortometrajista Juana Macias: de hecho su SIETE CAFÉS POR SEMANA (1999) obtuvo un Goya al Mejor Cortometraje. Suelo estar algo cansado de que las operas primas sean historias cruzadas, tal vez porque ya en este género cuesta sorprender y está demasiada manida la estructura formal de la película. Las conexiones entre las 4 historias no es excesiva, y a ratos parece que estás viendo un festival de cortometrajes más que una película. Aún así, el talento de Juana Macías es de resaltar. Conseguir que un domingo, cerca de la madrugada, el público del Teatro Cervantes se quedara a ratos en silencio, aguantando la respiración esperando ver cómo seguía la escena, es muestra de que sabe contar historias, y lo hace muy bien.

Las cuatro actrices están estupendas, y deseo que los premios de interpretación femenina del 13FMCE se queden en esta película, incluso que se compartan por las cuatro. Cierto es que Carme Elias tiene el personaje de las 4 que menos empatía despierta, pero no es impedimento para dar un recital en un registro que está a 180º del que hizo en CAMINO (2008). No descubriré la polvora si digo que Goya Toledo es algo más que una cara bonita, un cuerpo delgada y la amiga de Penélope Cruz, y aprovecha muy bien la oportunidad de interpretar un personaje que aprende y mejora en el transcurso de la historia. Algunos la podéis recordar por ser la secretaria Rosa en MOTIVOS PERSONALES (TV) o recientemente la Helena Ruiz de ACUSADOS (TV), y es que Ana Labordeta está a la altura de la oportunidad que supone esta película para su carrera, ya que solventa la trama más complicada de toda la historia con maestria. Cierra el cuarteto Aura Garrido, con un look distinto al que luce en LA PECERA DE EVA (TV), una chica joven que realmente consiguió ponerme la piel de gallina en varios momentos. Y entre tanta mujer talentosa, en un pequeño papel pero que deja con ganas, el joven Adrián Marín (lo recordarás por ser Hugo en FÍSICA O QUÍMICA (TV)).

Realmente el Festival de Málaga de Cine Español se engrandece con títulos como éste, mucho más interesantes que las películas ligeras o comedias con las que trata de ganar mayor atención mediática. Sé que es muy atrevido pero es, al día de hoy, mi apuesta a ganar la Biznaga de Oro.

0 Comments:

Post a Comment



 

blogger templates | Make Money Online