10 nov. 2008


Tras 10 años juntos, Simon (Tom Merlino) y DJ (Brian Patacca) no tienen problemas en meter en su vida, y en su cama, a un tercero. Ricky (Nick May) lleva poco tiempo en la vida de la pareja, pero cree que ha encontrado su sitio. La pareja deja a Ricky al cuidado de su casa para celebrar las fiestas con su familia, y en un descuido Ricky descubre que ya tienen sustituto para él. Al quedarse sólo en la casa, Ricky decide intentar por todos los medios encontrar a alguien que realmente le quiera antes del día de Navidad, si no lo encuentra se quitará la vida.

Ciertamente el planteamiento de esta historia me dejó bastante descolocado. Mientras trataba de asimilarlo fui viendo el devenir de Ricky buscando amor donde sólo se puede encontrar sexo. Todos sabemos lo difícil que es encontrar algo serio y de verdad, pero teniendo un ultimatum que te lleva al suicidio es bastante duro de digerir. La historia crece en los momentos de menos alma, y se vuelve pastelosa cuando quieren meterle alma. No os diré como acaba pero sí que no me lo esperaba.

Cine con muy pocos medios, pero bastante sorprendente. Multitud de situaciones morbosas y más cerca de la realidad que tanta historia que he visto ultimamente. A ratos dolorosa de digerir. Con un poco de más presupuesto, y algunos actores mejores, podría haber sido un peliculón. Aún así, es una película que os recomiendo. Más por lo que cuenta que por cómo lo cuenta.

Un nombre para recordar: Damián Fuentes, hace del drogadicto que le gusta montárselo con chicos negros. Creo que participó en un par de capítulos de la serie REBELDE, y tengo ganas de volver a ver en otra película. Impresionante.

0 Comments:

Post a Comment



 

blogger templates | Make Money Online